BUENAS NOCHES, Y BUENA SUERTE

FICHA TÉCNICA

Título original: “Good night, and good luck” (“Buenas noches, y buena suerte”)

good_night_and_good_luck-728507919-largeAño: 2005

Género: Drama, periodismo

Duración: 90 minutos

Idioma: inglés

País: Estados Unidos

Dirección: George Clooney

Production: Grant Heslov

Guano: George Clooney, Grant Heslov

Música: Dianne Reeves (canciones)

Fotografía: Robert Elswit (B&W)

Productora: Warner Independent Pictures / 2929 Entertainment / Participant Productions

Reparto: David Strathairn, George Clooney, Robert Downey Jr., Jeff Daniels, Frank Langella, Patricia Clarkson, Thomas McCarthy, Matt Ross, Tate Donovan, Ray Wise, Alex Borstein, Grant Heslov, Robert Knepper.

Sinopsis: ambientada en 1953, narra el enfrentamiento real que, en defensa del periodismo independiente, mantuvieron el famoso periodista y presentador de la CBS Edward R. Murrow (David Strathairn) y su productor Fred Friendly (George Clooney) contra el poderoso senador anticomunista Joseph McCarthy, hecho que determinó el final de la “caza de brujas”. (FILMAFFINITY)[1]

ANÁLISIS DEL CONTENIDO Y DE LOS PERSONAJES PRINCIPALES

En primer lugar como análisis del contexto histórico de la película, situaremos los antecedentes a éste.

La década de 1950 fue un periodo de grandes cambios, sobre todo para el país estadounidense. Se recuerda como una época de prosperidad económica, aunque desigual para todos, dando como resultado el movimiento por los derechos civiles[2]. A su vez, esta década viene marcada por varios acontecimientos. La URSS, que fue aliada en los países vencedores de la Segunda Guerra Mundial, se vio enemiga en occidente y se fueron desarrollando los primeros pasos de la Guerra Fría. La lucha entre EEUU y la URSS por conseguir el mayor arsenal armamentístico se vio intensificada por la guerra de Corea y por su posterior división en dos estados[3].

Ya que la película aborda uno de los principales medios de comunicación de masas, la televisión, hablaremos de éstos en este periodo histórico. Los principales medios fueron el teléfono, el telégrafo, la radio, la televisión y la prensa escrita. Durante la rápida evolución de la radio en la Primera Guerra Mundial, ésta comenzó a ser más y más popular. Organizaciones radiofónicas lanzaron satélites para expandir las ondas de radio y que las retransmisiones llegaran a una mayor distancia.

A su vez, surge la televisión y su auge llega en el final de la IIGM, tomando este medio como el nuevo “rey del entretenimiento”. Los primeros programas emitidos serían reality shows e informativos. Las noticias entre 1952 y 1953 estuvieron dominadas por las emisoras CBS y NBC. Estos programas fueron pioneros en la retransmisión de elecciones, noticias, sucesos… Debido al crecimiento de este medio, las empresas vieron la capacidad de anunciarse y promocionarse, siendo éstas los aportes económicos que financiaban a las cadenas[4].

1Indagamos más hacia la cadena de televisión que aparece en Buenas noches, y buena suerte, la CBS, cuyas siglas son Columbia Broadcasting System. Esta fue una gran cadena comercial en EEUU que se inició como cadena de radio[5]. En estos inicios destacamos la conocida emisión de Orson Welles y su “invasión alienígena” con La guerra de los mundos.

En Estados Unidos y durante la década de 1950 a 1960, fue muy conocido el senador McCarthy y la corriente del Macartismo. Joseph R. McCarthy fue un senador norteamericano que lideró, a comienzos de los años cincuenta, la conocida “caza de brujas” contra el Comunismo. Permaneció como un personaje poco conocido hasta que, en febrero del año 1950, lanzó una acusación contra 250 “supuestos comunistas” que se localizaban en el Departamento de Estado. A pesar de que no pudo demostrar ninguno de los casos, el ambiente acontecido por la Guerra Fría y la de Corea le hicieron popular en los ambientes más conservadores.

A principios de 1953 y gracias a la mayoría republicana de las elecciones, llegó a ser nombrado senador en Wisconsin. Esta “caza de brujas” llevada a cabo fue por motivos ideológicos contrarios a la Constitución del país, nombrándose “defensor de los verdaderos derechos del país”. Junto a McCarthy, el que sería futuro presidente, Nixon, apoyó esta persecución comunista. Gracias a la televisión, en el año 1954 se pudieron seguir en muchos hogares esta cruzada contra el Comunismo.

El que fue senador, falleció en 1957 a causa de una enfermedad provocada por su alcoholismo[6].

A continuación definiremos qué fue, en sí, el Macartismo. Éste fue un periodo comprendido entre 1947 y 1954 en el que se persiguió el anticomunismo. Si figura principal fue el republicano J. R. McCarthy, quien lideró la persecución contra gentes comunistas. Debido al pronto inicio de la Guerra Fría, se llevó a cabo una actividad en contra del espionaje y de la amenaza comunista, habiéndose iniciado en el gobierno estadounidense diversos programas que derivaron en el pánico. Esta fue una época conocida como la “caza de brujas”. Durante la presidencia de Truman y Eisenhower y la aprobación de la Ley McCarran, se estableció que los integrantes comunistas deberían estar registrados y se les prohibiría viajar fuera del país[7].

En cuanto a los personajes destacan los siguientes Edward R. Murrow, Fred Friendly, Joseph Raymond McCarthy, Joe y Shirley Wershba, Sig Mickelson, William Paley y Don Hollenbeck.

El protagonista del largometraje es Edward R. Murrow, interpretado por David Strathairn.

“Ed” Murrow (1908-1965) fue un periodista estadounidense que trabajó como locutor de noticias en la cadena televisiva CBS para radio y televisión.  Su auge como locutor de radio se dio con el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial. Sus transmisiones eran escuchadas por millones de oyentes en los Estados Unidos. Es considerado como el padre del periodismo de su época por un gran número de historiadores. Murrow contrató a un equipo de corresponsales de gran prestigio para las guerras y conflictos en países como Corea y la antigua Unión Soviética, y se caracterizó por su honradez, transparencia informativa e integridad a la hora de comunicar las noticias. También sobresalió por ser uno de los pioneros de la televisión. El programa para el que trabajaba “See it now” de la CBS se centraba principalmente en él, como presentador. En este programa televisivo se produjeron una serie de reportajes que lo enfrentaron con el senador Joseph McCarthy. Este enfrentamiento surgió a raíz de la defensa que hizo el presentador a favor de Milo Radulovich, un piloto que fue retirado de su cargo en las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos a causa de las ideas políticas comunistas de su hermana y debido a que su padre estaba suscrito en un periódico serbio. Murrow no simpatizaba con los comunistas, pero su propósito siempre fue entender el mundo con sus obstáculos y contradicciones. Por eso tuvo la valentía de oponerse al senador conservador McCarthy y a todo el sequito que le apoyaba. Pues este bando conservador, con solo la acusación de que una persona era sospechosa de ser comunista y sin prueba alguna, ya tenían el poder de llevarla al tribunal. Murrow consideraba tal acto como una injusticia en su totalidad y como una quebrantación de los derechos civiles propios de la democracia que estaba vigente en Estados Unidos. Por tanto, Murrow, bajo esa situación de presión y responsabilidad en la que se encontraba, no falló a sus valores y gracias a la emisión de su programa finalizó una Caza de Brujas que amenazaba con anular la libertad de expresión en la América gobernada por Eisenhower. Cada programa lo terminaba con su editorial de despedida en el que lanzaba un seco “buenas noches… y buena suerte”.

buenas_noches_y_buena_suerte-869446051-largeJunto a él podemos encontrar a otros periodistas que también apoyaban su causa. El productor del programa, inseparable amigo y fiel compañero de Murrow, Fred Friendly, encarnado por un convincente George Clooney. Joe, interpretado por Robert Downey Jr., y Shirley Wershba, representado por Patricia Clarkson, son miembros del equipo periodístico y recién casados, pero se ven obligados a ocultar su matrimonio para salvar sus puestos de trabajo en la CBS. Aunque finalmente, acaban siendo descubiertos por el jefe de noticias y de la División de asuntos públicos de la CBS, Sig Mickelson¸ representado por Jeff Daniels, que les presiona para que uno de los dos dimita. Don Hollenbeck, interpretado por Ray Wise, es un presentador de otro programa de la CBS, y es uno de los que más acusaciones de ser comunista recibe por parte de McCarthy. Bajo la inmensa presión a la que se ve sometido termina por suicidarse.

1139408816_extras_ladillos_2_0.jpgWilliam Paley, encarnado por el actor Frank Langella, es el presidente de la CBS y como todo dueño de una cadena televisiva buscaba el éxito del programa. Es decir, se inclina hacia el interés empresarial en vez de a la responsabilidad cívica. En un duelo dialectico con Murrow le contesta con la siguiente sentencia: “La gente quiere divertirse, no una lección de civismo”.

Y por último, cabe mencionar al responsable de esta Caza de Brujas, el senador republicano estadounidense, Joseph Raymond McCarthy (1908-1957). En la película aparecen los reportajes reales del verdadero McCarthy. George Clooney, como director, lo hace para ser lo más fiel posible a la realidad de lo acontecido. Durante sus diez años en el senado, McCarthy y su equipo se hicieron famosos por sus investigaciones sobre personas en el gobierno de los Estados Unidos y otros sospechosos de ser agentes soviéticos o simpatizantes del comunismo infiltrados en la administración pública o el ejército. Como la trabajadora de comunicación del Pentágono, Annie Lee Moss, que fue acusada de ser comunista por la aparición de su nombre en una lista del Partido Comunista de los Estados Unidos. Finalmente, termina siendo acusada de ser comunista. McCarthy se tituló a sí mismo como un verdadero defensor de los valores estadounidenses.  Aunque sus actividades no llevaron a ninguna convicción firme, posteriormente, se demostró que algunos de los individuos acusados por McCarthy sí que pertenecieron a asociaciones comunistas clandestinas.

ANÁLISIS DE LA ESTRUCTURA NARRATIVA

“Lejos de un cine comercial de masas, esta película, exige, para su disfrute pleno, un cierto nivel de conocimiento de la historia, de los hechos reales que retrata y de sus protagonistas. En cualquier caso, con una introducción esclarecedora, Clooney consigue situarnos sutilmente en el momento histórico, el escenario y el contexto en el que tendrán lugar los hechos. Son los años 50, los comienzos de la televisión, cuando los profesionales llegados de la radio trataban de consolidar con éxito un nuevo lenguaje con una capacidad de influencia desconocida hasta entonces. Corría 1953 cuando el equipo del programa ‘See It Now’, de la CBS, dirigido por Edward Murrow (David Strathairn) y su productor, Fred Friendly (George Clooney), decide sacar a la luz la arbitrariedad con la que se ha destituido a un miembro del Ejército por simpatizar con el comunismo y esclarece los discursos de McCarthy sobre la “caza de brujas”[8].

Ahora nos centraremos en analizar la estructura narrativa de la película identificando y explicando cada parte en la que se divide y señalando los dos puntos de giro que nos hacen pasar del planteamiento al desarrollo y del desarrollo al desenlace.

La película se enmarca con una ceremonia presentada por Sig Mickelson, quien da pie al discurso pronunciado por Murrow a la Asociación de Directores de Radio y Noticias de Televisión en 1958. En dicho discurso Murrow se dispone a hablar con franqueza sobre lo que ocurre en la radio y la televisión, amonestando severamente a su audiencia animándoles a no desperdiciar el potencial de la televisión para informar y educar al público. Esta charla pertenece a la parte final de la película, pero George Clooney, como director, decide situarnos desde el principio en el desenlace de la trama.

Tras esta escena nos remontamos al comienzo de los hechos, con una reunión en la que los periodistas están decidiendo las noticias que van a transmitir a lo largo de la semana. Entre ellas se propone un recurso sobre la constitucionalidad de un artículo de la ley de seguridad interior que permite la deportación de extranjeros si se hacen miembros del partido comunista. McCarthy es quien se ocupa de investigar esta infiltración comunista. Sin embargo, la noticia no queda concretada para emitirse.

Poco después, descubren un reportaje del diario de Detroit, en el que un piloto, Mario Radulovich, ha sido denunciado por el ejército y declarado culpable sin un juicio. Esta entrevista les causa interés a los periodistas, principalmente a Murrow, quien decide difundirla a través de su programa “See it now”. El jefe de noticias suplica a Murrow no posicionarse a la hora de transmitirla pero el presentador no encuentra justificación alguna para este hecho ni tampoco puede aceptar que en cada caso haya dos partes iguales bien argumentadas. Antes de emitir la noticia, el productor se reúne con dos coroneles del ejército para obtener su aprobación del programa. Sin embargo, estos no pueden comprobar y aprobar su contenido ya que se iba a emitir al día siguiente.

Finalmente, el programa es retransmitido y presentado por Murrow. En él se analiza el suceso y se invita al ejército a presentar cualquier comentario o critica que crean oportuno acerca del programa. Y al estar a punto de finalizar este, Murrow no puede evitar dar su punto de vista acerca del suceso.

El programa es acogido de manera exitosa. No obstante, empiezan a surgir especulaciones de la posición ideológica de Murrow. Cuando el periodista Joe Wershba es enviado a Washington, un secretario del senado le confiesa que Murrow es un agente soviético, tratándose esto de un simple rumor.

En el próximo programa se decide dar un paso más, transmitiendo un reportaje en el que se señala que es McCarthy el responsable de todas estas arbitrarias acusaciones a supuestos comunistas. La dirección de la CBS considera que la emisión de esa noticia es meterse en terrenos pantanosos, pero finalmente terminan por ceder.

Aquí podemos apreciar el punto de giro que nos lleva al desarrollo del argumento. Es decir, con el programa que emite Murrow sobre la “caza de brujas” del senador McCarthy. Tras la emisión de este programa, los periodistas se reúnen en un café y comienzan a leer diversos periódicos que opinan sobre la emisión, unos a favor y otros en contra de ellos, tachando a la CBS y a See It Now de comunistas.

Días más tardes se emite el juicio, que preside McCarthy, hacia Annie L. Moss, agente del FBI. Se presentan declaraciones y testigos sobre su inocencia y culpabilidad, quedando finalmente juzgada. Después de la emisión del juicio y pasadas tres semanas del reportaje de la “caza de brujas”, McCarthy acepta aparecer en el programa de la CBS y acusa al presentador Murrow de estar afiliado al comunismo. Debido a la presión que comienza a recibir el programa y sus periodistas, el reportero Don Hollenbeck se suicida.

La conclusión llega cerca del minuto 77. El director de la CBS manda reunir a Murrow y Friendly en su despacho. Allí les comunicará la pérdida del patrocinador del programa para el día de mayor audiencia televisiva (martes por la noche). Y aun sabiendo que el contenido del programa See It Now persigue la veracidad de la información, el director de la CBS les reduce las horas de emisión debido a las entrevistas realizadas a McCarthy. Como describimos en el carácter del director, éste persigue el entretenimiento y la audiencia para llegar a conseguir beneficios. Por ello, obliga a cambiar el tiempo y el día de la emisión del programa como medida de censura al revuelo.

La idea que llevan a cabo los periodistas es hacer el primer programa sobre la decadencia de la televisión, llegando al fin de la película con el monologo final de Murrow.

VALORACIÓN PERSONAL DE LA PELICULA

Como conclusión acerca de la película, nos hemos querido basar en nuestro común punto de vista con el monólogo final de Murrow en el programa See It Now[9]. A continuación, analizamos dos fragmentos como cierre de esta crítica hacia el largometraje.

“He comenzado diciendo que pasaremos a la historia por nuestros actos. Si continuamos así, la historia se tomara la revancha y las consecuencias no tardarán en alcanzarnos”.

Con la primera frase, el periodista Murrow se refiere a las consecuencias que pueden traer los actos. En este caso, los actos realizados como periodista. Pues lo que quiere decir es todo aquel que asuma el papel de transmitir la información que llega de la realidad debe cumplir una ética periodística. Esta ética del periodismo se basa en unos principios básicos que debe seguir todo aquel que es responsable de informar al resto, como son: la proporción de verdad y precisión, la independencia respecto a intereses políticos, económicos o sociales, la equidad e imparcialidad para intentar presentar todos los puntos de vista, la humanidad para no herir a nadie y por último, la asunción de la responsabilidad. De esta forma, se difundirá la verdad como es en sí. Pero para conseguir esto, hay veces que es necesario enfrentarse con determinados poderes que se sitúan detrás de los medios. Hay que armarse de valor para vencer estas injusticias, y así, sin pretenderlo, esta gente valerosa acaba convirtiéndose en héroes y en la voz de la conciencia de su sociedad. Pero si no ocurre esto, y nos acomodamos en nuestro escapismo, la historia se vengará y nos veremos sometidos bajo una amalgama de poderes que promulgan la injusticia[10].

“Porque si tienen razón, y este instrumento solo sirve para entretener, divertir y a aislar, el tubo catódico ya parpadea y pronto veremos como la lucha está perdida. La televisión puede enseñar, puede arrojar luz y, sí, hasta puede inspirar. Pero solo lo hará en la medida en que nosotros estemos dispuestos a utilizarla con estos fines. De lo contrario, sólo será un amasijo de luces y cables”.

Aunque Murrow se esté refiriendo a la televisión, se puede acoplar a todos los medios de comunicación de masas. Si éstos son empleados con un fin lúdico, se crea una “burbuja aislante” que no nos deja ver la realidad. Si nosotros, tanto la audiencia como las empresas, empleamos los medios con una finalidad educativa e inspiradora, podríamos tener una amplia visión acerca de nuestra realidad y sus acontecimientos. Sin embargo, si no son utilizados así, serán una fuente de información sin contenido que se basaría en el entretenimiento. Luego los medios no son malos, lo somos nosotros al no demandar un tipo de contenido informativo, cultural…

APARTADO BIBLIOGRÁFICO

[1] Información ofrecida por FILMAFFINIT. http://www.filmaffinity.com/es/film374750.html

[2] BEACH, JUSTIN. “Condiciones sociales en Estados Unidos en la década de 1950”, ehowenespañol. http://www.ehowenespanol.com/condiciones-sociales-estados-unidos-decada-1950-info_450716/

[3] WIKIPEDIA. Años 1950. https://es.wikipedia.org/wiki/A%C3%B1os_1950

[4] ANÓNIMO. “¿Cuál fue la televisión en 1950?” DIY explore. http://es.diyexplore.com/tv/como-fue-la-television-en-1950

[5] WIKIPEDIA. CBS. https://es.wikipedia.org/wiki/CBS

[6] WIKIPEDIA. Joseph R. McCarthy. https://es.wikipedia.org/wiki/Joseph_McCarthy

[7] COLLADO, ADRIANA. El macartismo o el terror de los años 50. http://historiausa.about.com/od/IIMitSXX/fl/El-macartismo-o-el-terror-de-los-antildeos-50.htm (consulta actualizada: 18 marzo, 2016)

[8] Fragmento ofrecido por ELMUNDO. ‘Buenas noches y buena suerte’, una historia del pasado muy actual. http://www.elmundo.es/elmundo/2006/02/08/cultura/1139408816.html (consulta: 11 febrero, 2006)

[9] YOUTUBE. https://www.youtube.com/watch?v=1Joyubfg2-w

[10] ETICAL JOURNALISM NETWORK. Jon S [traducido por Hernán Restrepo]. El periodismo ético se resume en 5 principios. Disponible en http://eticasegura.fnpi.org/2013/11/25/el-periodismo-etico-se-resumen-en-5-principios-ejn/ (consultado 4 de octubre de 2016)

EVA SOLANO Y JIMENA LLORENTE, 1º CAV

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s